Punta Cana exótica

Si estás en la búsqueda de un lugar exótico y paradisiaco, Punta Cana es el destino ideal.

Como les había comentado anteriormente, en mi blog van a encontrar la categoría de “Leer y conocer el mundo”, aquí escribiré diferentes posts de viajes tratados desde mi experiencia personal; no busco dar información turística, pero si voy a contarles sobre algunos tips y pasajes personales que seguramente te pueden servir. Yo he tenido la oportunidad de visitar Punta Cana dos veces, la primera en el año 2014 y la última fue este año 2019. En este post, me voy a enfocar en el último viaje.  A ver si después de leerme tú también te animas a visitar este destino turístico maravilloso. Al final, te dejaré una lista interesante de ideas o consejos que pueden servirte. Así que ¡allá vamos!

Punta Cana me recibió caluroso y algo lluvioso, las nubes estaban grises y el taxista (que se parecía a un artista, pero hasta ahora no logro recordar a quien) me prometió que para mañana el sol se asomaría otra vez, le creí.  Pero antes de eso, cuando llegué al aeropuerto me di cuenta que la infraestructura había cambiado, la encontré más moderna. La verdad no sé si eso me gustó mucho, ya que cuando fui en 2014 el ambiente era otro, habían muchas plantas, música típica de la región, decoraciones con palmeras y las típicas chozas de playa, me gustaba más así, pero bueno cada quien con sus gustos personales. Luego, al pasar por migraciones, me di con la grata sorpresa de que los visitantes extranjeros ya NO DEBÍAMOS PAGAR POR LA VISA de ingreso, ¡así es! normalmente se solía pagar por este (no recuerdo el monto) ahora ya no es necesario. Empezamos bien el viaje, me dije.

Ya que me encanta aprovechar cada minuto de los lugares a los que visito, suelo levantarme muy temprano, y como esta vez me tocó visitar playa, era casi un delito perderse la vista del amanecer, así que me levanté aproximadamente a las 05.20 am (yo estaba aún sufriendo con los temas de cambio de horario ya que vivo en Europa, pero me importó un bledo) abrí las cortinas y lo que vi fue casi casi bíblico… simplemente maravilloso y me quedé un rato allí en el balcón, tomando fotos y haciendo videos. Luego decidí caminar por la playa y recibir la llegada del sol.

Los diferentes Resorts y hoteles de Punta Cana (la mayoría de ellos), cuentan con paquetes “todo incluido”, por lo que puedes beber y comer todo lo que quieras (esa semana me tocó romper la dieta). La comida por lo general es muy deliciosa y variada. La fruta es muy dulce, prueben el mango, la sandía y el melón. Probablemente si tú mi querido lector (a) vives por Europa, notarás que el sabor es distinto. A disfrutar de ello. También puedes encontrar waffles, pancakes (tortitas americana), pastas, pizzas y comida regional; es muy variada en realidad, así que no te preocupes, quedarás encantado con la experiencia culinaria. En cuanto a la comida regional me di cuenta que consumen mucho el plátano. Para el desayuno a veces se podía encontrar una especie de plátano asado u horneado cortado en rodajas, y por el sabor parecía haber sido preparado con jugo de naranja, miel y canela, muy rico al paladar. Además consumen mucho el pescado (pues claro es una isla, aquí ganan las personas que aman los pescados y mariscos).

Al segundo día de mi estadía, decidí comprar el paquete “Isla Saona”. Por lo general me gusta comprar mis paquetes turísticos dentro del hotel, pero esta vez me animé a comprárselo a uno de los agentes turísticos que siempre puedes encontrar alrededor de la playa, y pues ¡qué bueno que lo hice! Ellos siempre llevan consigo diferentes afiches turísticos y lo mejor es que están dispuestos a negociar los precios. Así que aproveché mi habilidad negociadora y conseguí el paquete a la isla por el monto de 45 dólares, mientras que dentro del hotel o los mismos agentes de la playa que antes mencioné lo pueden vender entre 70 y 120, siiiiii. Este precio incluye comida, traslado y paseo en speedboat y el catamarán, además de hacer una pequeña parada de 20 minutos aproximadamente en la piscina natural, lugar donde te puedes tomar fotos con las estrellas de mar. En este punto es importante recalcar que si vas a ir a alguna excursión que comprometa “botes y playa” lleves un protector de celular, yo lo compré por 7$ en una de las tiendas cerca de mi hotel.  La isla Saona es un lugar espectacular, sus aguas son muy turquesas, está rodeada de palmeras y las olas pueden ser muy suaves o agresivas de acuerdo al clima. Allí si lo deseas, te pueden preparar una langosta por un costo que va desde 25 a 40 dólares. También hay música, comida y bebida; por lo general la visita a la isla dura entre 2 o 3 horas, esto dependerá del clima.

Para el cuarto día de mi viaje yo ya había conocido gente maravillosa de Chile, Polonia, Canadá, México, Inglaterra y España. Todos con mucha buena vibra y entusiasmo, ventajas de viajar sola. Una tarde decidí salir a caminar por la playa y me encontré con un vendedor artesanal llamado Ramiro. Él, muy amable me ofreció un coco para beber (pensé que me lo iba a cobrar, pero no) tomó una especie de palo largo y con éste bajo dos cocos frescos, deliciosos y grandes, uno para él y otro para mí, así es, de la palmera a la boca (yo no suelo aceptar nada de extraños pero cuando me dijo que lo bajaría de la palmera, sonreí y acepté).  Me invitó a sentarme en una de sus sillas y conversamos un largo rato sobre sus productos, sobre Punta Cana, etc.

En ese momento me di cuenta que salir un rato del confort de hotel y hablar con los lugareños es genial, ellos conocen tanto de su tierra, te dan millones de ideas y tips muy útiles para tu viaje. Yo le comenté que me encantaría ver peces y poder nadar con ellos, “pues yo te ayudo”, me dijo. Pero de esta experiencia hermosa voy a hablar en otro post. Solo voy a decirles que si ustedes tienen la suerte de cruzarse con un lugareño (él conocía cierta área de la playa como su casa) que puede llevarles a disfrutar de una experiencia similar, el resultado será mucho más gratificante que hacerlo con un grupo turístico de 20 personas o más y que encima de todo cuenta con un tiempo limitado de visita al lugar. Claro está que antes de tomar esa decisión, busqué referencias de esta persona y encontré a varios que confirmaron lo que él me había prometido. Vi a una chica española despedirse de él con mucho cariño y agradecida por llevarla y ayudarla a hacer snorkel (lo que yo también quería hacer) Así que no lo pensé más y prometí regresar para cumplir uno de mis preciados sueños (esa tarde estuvimos el mar, mi cámara, mil peces y yo, nadie más). ¡No puedo esperar a contárselos en otro post!. Así que ya saben, busquen referencias, consejos, hablen con los lugareños y turistas del lugar para encontrar a más gente como Ramiro.

Como no tuve tiempo de comprar ropa y accesorios para la playa en el país donde vivo, decidí ir de compras cerca de mi hotel. Y haciendo esto, descubrí que los precios de las tiendas de ropa dentro y fuera del hotel pueden ser muchas veces abismales. Un ejemplo de esto es que un vestido que compré (y con esto me refiero al mismo vestido) costaba  90 dólares en el hotel donde me hospedaba, mientras que en las tiendas de ropa de los alrededores lo encontré a 30 dólares, siiiiii. En este punto entra un tema muy interesante del cual yo me percaté y quiero comentartelo. ¡Apunta! Los vendedores siempre te van a preguntar de dónde eres o mejor aún utilizarán la frase “¿Y de qué país nos visita?” A lo que yo siempre respondía “de Perú”. Es simple, el precio de la ropa podrá variar de acuerdo del lugar de donde los visites (en estas tiendas la ropa no tiene ticket de precio). Lo noté muchas veces al escuchar los diferentes precios. A mí por ejemplo me vendieron un hermoso sombrero rojo por 10 dólares, mientras que a otras extranjeras se lo vendieron a 18 dólares (y otras que hablaban español y conocían la magia del regateo se lo dejaban hasta en 15 dólares). Si tú el que me está leyendo no eres latino y has llegado por casualidad a mi blog, no te pongas triste; si yo sé, tu hablas y entiendes español, pero tu acento inglés (o de otra lengua) y tu apariencia te van delatar, no importa, aquí te doy un tip para ti: puedes decir que eres de “tal país o procedencia” pero que vives hace muchos años en Perú, Ecuador, Argentina, uffff tu invéntate una ciudad, vas a ver como los precios de los artículos que quieres comprar bajarán muy rápido.

Gracias al ambiente vacacional, el buen clima y el mar, todos se encuentran disponibles para conversar contigo y saber un poco más de ti, por lo que compartes experiencias y haces nuevas amistades. Si viajas solo (a) y te preguntas como harás para tomarte fotografías, pues ni te preocupes, yo te prometo que todos (ya sea en tu hotel o la playa) estarán muy dispuestos a ser amables contigo y tomarte muchas fotografías, así que ¡fuera timidez! y a repetir mil veces el “por favor” y el “gracias”.

Con este post quiero recordarles sobretodo a las chicas que si se puede viajar sola, pero siempre alertas y presta mucho atención a lo que te digan los pobladores del lugar donde te encuentras. A mi me hubiera encantado visitar Santo Domingo pero dos personas de la región, me dijeron que “no vaya sola, es mejor ir acompañada”. Tomé este buen consejo y no fui,  pero no importa, ya que es una buena excusa para regresar a esta hermosa isla y conocer al fin su capital. A continuación les dejo la lista que les prometí al principio. No se olviden de seguirme en mis diferentes redes sociales o subscribirse a mi blog, conmigo será hasta otro post de “Leer y conocer el mundo”.

  • Lleva dólares (en Punta Cana todo se cotiza en dólares, no en peso dominicano).
  • Para entrar a Punta Cana ya no es necesario pagar visa.
  • Consulta con tu doctor de cabecera por si necesitas alguna medicación o vacuna.
  • No olvides protector, after sun y repelente (si no quieres ser comido vivo por los mosquitos).
  • Atrévete a comprar tus excursiones con los vendedores de la playa donde te encuentres (tienen garantía). Recuerda llevar un protector para tu celular si vas a alguna isla o playa en bote.
  • Siempre puedes comprar en las tiendas que están a las afueras de tu hotel (si deseas ahorrar y encontrar buenos precios)
  • Lleva una chaqueta para lluvia (por el clima tropical es muy probable que llueva, siempre mira como va el tiempo en internet) y un paraguas (normalmente el paraguas te lo proporciona el hotel)
  • Anímate a despertar un día a las 5.30 am te sorprenderás.
  • Pregunta si algún poblador del lugar puede ayudarte a hacer snorkel.
  • Si viajas solo (a) no seas tímido (a) en pedir por  favor que te hagan una fotografía, te apuesto que todos estarán dispuestos a hacerte muchas.

A leer y conocer el mundo

Lindajanesdiary.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s